Translate

domingo, 12 de octubre de 2014

FINALIZA LA DÉCADA DE LA EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE 2005-2014 Y COMIENZA UN NUEVO PROGRAMA DE ACCIÓN MUNDIAL

La Década de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS), cuya
Irina Bokova directora de UNESCO
coordinación se encomendó a la UNESCO, finaliza el 31 de diciembre de 2014. Se elaboró una propuesta de Programa de Acción Mundial (PAM) de Educación para el Desarrollo Sostenible ,
 para continuar después de 2014,
Está previsto ponerlo en marcha en la conferencia mundial de la UNESCO sobre la EDS, que se realiza en Nagoya (Japón), del 10 al 12 de noviembre de 2014. Invitarán a unos 1.000 participantes, funcionarios del área de educación de todos los países, y expertos pertenecientes a organismos públicos y privados.

Como se explica en el sitio web de UNESCO (link) “el desarrollo sostenible no puede alcanzarse únicamente mediante soluciones tecnológicas, reglamentos políticos o incentivos económicos. Su consecución exige la transformación de la manera de pensar y actuar de la gente. A fin de ayudar a lograr ese cambio, la EDS tiene en cuenta la interdependencia del medio ambiente, la economía y la sociedad.”

La meta general del programa de acción mundial consiste en generar y aumentar la acción en todos los niveles y todas las esferas de la educación y el aprendizaje a fin de acelerar los progresos hacia el logro del desarrollo sostenible. Esta meta se articula en dos objetivos:
a) reorientar la educación y el aprendizaje para que todas las personas tengan la oportunidad de adquirir conocimientos, competencias, valores y actitudes con los que puedan contribuir al desarrollo sostenible; y
b) fortalecer la educación y el aprendizaje en todos los programas, agendas y actividades de promoción del desarrollo sostenible.

Hay cinco ámbitos de acción prioritarios y uno de ellos tiene directa relación con los objetivos de este blog. Se propone que cada institución educativa tenga un enfoque institucional integral, lo que nosotros llamamos, un Plan de Responsabilidad Social Educativa.

En el Programa de Acción Mundial, se describe el enfoque institucional integral del siguiente modo:

“Planteamientos paninstitucionales
 Promover los planteamientos paninstitucionales de EDS en todos los niveles y en todos los entornos. Los enfoques institucionales integrales no solo precisan una reorientación de los contenidos y la metodología docentes, sino también una gestión de los campus y las instalaciones que sea acorde con el desarrollo sostenible y la cooperación de la institución con las partes interesadas en materia de desarrollo sostenible en la comunidad. Se han logrado importantes éxitos en este sentido en los ámbitos de la educación superior y la enseñanza secundaria. Es necesario ampliar esos logros y aplicarlos a otros niveles y tipos de educación, como el cuidado y la educación de la primera infancia, la enseñanza y formación técnica y profesional y la educación no formal de jóvenes y adultos. La promoción de enfoques institucionales integrales exige en particular lo siguiente:

a) Se organiza un proceso institucional integral de tal modo que se permita a todas las partes interesadas –dirigentes, docentes, educandos, administración- elaborar conjuntamente una visión y un plan para aplicar la EDS en toda la institución en cuestión.
b) Se presta a la institución un apoyo técnico y, cuando resulta posible y apropiado, un respaldo financiero para facilitar su reorientación. Esto puede consistir en ejemplos pertinentes de prácticas idóneas, una formación destinada a los dirigentes y la administración, la formulación de directrices y actividades de investigación conexas.
c) Se movilizan y refuerzan las redes interinstitucionales pertinentes para facilitar el apoyo mutuo, como el aprendizaje entre pares en el marco de un enfoque institucional integral, y para aumentar la notoriedad del enfoque y promoverlo como modelo para su adaptación.”


      Mi reflexión personal es que las Naciones Unidas están coordinando todos sus recursos intelectuales y económicos para impulsar el Desarrollo Sostenible, y han pensado –con buena lógica- que la educación es una de las herramientas fundamentales para implantar la nueva cultura que requiere este paradigma. Por lo tanto, si una institución educativa quiere estar en la vanguardia de la educación en el futuro próximo, no puede quedarse al margen de este proceso. El Desarrollo Sostenible es el marco general, y la RSEd es el modo en que una institución educativa  contribuye al DS del planeta, mientras cumple su misión.

sábado, 4 de octubre de 2014

RESPONSABILIDAD SOCIAL EDUCATIVA EN UNA ONG DE MADRID

COOPERACIÓN INTERNACIONAL (CI) es una ONG con sede en Madrid, que promueve la solidaridad en la educación de los jóvenes.

·       Gestionan más de 120 proyectos de sensibilización y voluntariado
·       50.000 estudiantes son beneficiarios de su proyectos educativos
·       4.500 voluntarios participan en campañas especiales
·       800 voluntarios permanentes
·       Trabajan con 168 asociaciones juveniles
·       300 empresas colaboradoras

En 2013 su página web www.juventudsolidaria.org  recibió 2.500.000 visitantes únicos.

Trabaja en cuatro líneas:
1. Responsabilidad Social Educativa: haciendo valer el  potencial transformador del entorno familiar y social que tienen las instituciones educativas.
2. Innovación social: impulsan el emprendimiento social de los jóvenes para luchar contra la pobreza.
3. Voluntariado: promueven la participación social de los jóvenes y el contacto directo con los más necesitados.
4. Contribución al Desarrollo: realizan proyectos de cooperación para el desarrollo en diversos países.

Se han inspirado en los materiales de este blog, para definir el concepto de RSEd  del siguiente modo “Proponemos una visión innovadora de la actividad propia de las instituciones educativas que les ayude a tomar conciencia de su responsabilidad respecto a los impactos que producen en su entorno.”

Los días 30 de septiembre y 1 de octubre estuve reunido en su sede de Madrid, con José María Pérez-Seoane, director general de Cooperación Internacional, María Vega Rodríguez –directora de proyectos- y con Iciar Lumbreras –directora de desarrollo corporativo.

A partir de la coincidencia en el enfoque de  los conceptos de desarrollo sostenible y RSEd,  delineamos trabajos conjuntos entre CI y el Centro de Ética y Desarrollo Sostenible de la Universidad Austral.

Por mi parte, pude confirmar y ampliar la convicción de que el marco teórico que utilizamos en este blog es útil para enriquecer y definir con precisión la misión y la visión de una ONG como la que nos recibía. A partir de ese marco es posible luego dar sentido y valor a cada acción de Responsabilidad Social en el ámbito de organizaciones educativas o empresariales.

Tomemos como ejemplo una actividad de voluntariado realizada desde un colegio. En primer lugar hay que alinear la actividad con la misión y los valores que promueve el colegio, para que sea educativa y no una actividad aislada. Conviene planificarla en conjunto con los beneficiarios, de modo que ellos se involucren y se responda a sus necesidades reales. Para que los beneficios sean sostenibles tiene que contribuir a la mejora de todas las personas que participan, a ampliar el capital social y hacer más sólido el capital institucional de la comunidad en la que se realiza la acción de voluntariado; y se debería actuar con respeto por el medioambiente. Antes de iniciar la acción también convendría tener preparados los indicadores que se medirán, para evaluar luego los impactos.

 Como podrán observar, en este ejemplo he desarrollado los 6 pasos para hacer un Plan de RSEd, que por lo tanto sirven también para planificar y evaluar los proyectos y las acciones de RSEd.


Termino esta entrada del blog con una calurosa felicitación a todos los que llevan adelante Cooperación Internacional, una ONG ejemplar, de la que podemos aprender lo que es el trabajo bien hecho en el campo de la solidaridad.  

domingo, 17 de agosto de 2014

RSEd y estructura y cultura de la organización escolar

Instituto Pindapoy-San José-Misiones
Social Educational Responsibility: school structure and culture. Collegiality
La RSEd impregna de una visión ética a la organización escolar, porque ésta se hace responsable de los impactos que produce en los públicos interesados y promueve el bien común de todos.

Es pertinente entonces preguntarnos cuál es la estructura y la cultura organizacional más apropiada para desarrollar y practicar la RSEd.

Por mi parte descartaría la perspectiva crítica que se propone profundizar los conflictos en la escuela, como modo de configurar “la realidad organizativa de los centros educativos, en la que son conceptos básicos el poder, los intereses, las políticas de actuación, las luchas ideológicas y científicas, etc.” (Xesús R. Jares, El lugar del conflicto en la organización escolar, Revista Iberoamericana de Educación, Número 15, Septiembre - Diciembre 1997) . En mi opinión, esta consideración positiva del conflicto es una visión ideológica, que abreva en la dialéctica de la lucha de clases, y que es nociva para el clima de confianza que debe impregnar el ámbito educativo.

Mi propuesta es considerar a la organización escolar como comunidad de aprendizaje, de la que participan no sólo maestros y alumnos, sino todos los stakeholders internos y externos, tal como venimos explicando en este blog.
A esta noción de comunidad educativa correspondería la colegialidad, como estructura y como cultura, cuestión que hemos planteado en otros trabajos que están publicados (Por ejemplo, Carlos Pujadas y Julio C. Durand, El concepto ampliado de colegialidad: alcance y posibilidades, Fundamentos en Humanidades, Universidad Nacional de San Luis, Año III- N° 1-2 (5-6/2002) / pp. 57- 68).
La estructura colegial sería el sistema por el que todos los stakeholders son tenidos en cuenta y participan en las decisiones, según las funciones que cumplen en la comunidad educativa. Y la cultura colegial como cultura de la organización, está caracterizada por la confianza entre sus miembros, que los motiva para moverse por un interés común, que busca el bien de la institución y de todos sus integrantes a través del trabajo colaborativo, en equipo y en red.

Lo que hemos expuesto en estas líneas es una síntesis de un tema muy amplio y rico y poco estudiado en la bibliografía escolar[1]. Y nos parece importante, porque introduce la cuestión de la colegialidad como elemento distintivo, complemento coherente y apropiado para la institución educativa que quiere ser socialmente responsable.  Por supuesto que reconocemos que estamos sumando conceptos que pueden resultar excesivamente novedosos para nuestras prácticas escolares habituales. Pero entiendo que la renovación que requiere la avejentada institución escolar pasa por este tipo de planteos desafiantes para el modo de concebirla.



[1] Un trabajo reciente, interesante pero limitado a la colegialidad docente es el de Jesús Jornet, Carmen Carmona y Margarita Bakieva: Hacia una Definición del Constructo de Colegialidad Docente: Estrategias Metodológicas de Evaluación , RIIE 2012 - Volumen 5, Número 1 (e)



domingo, 22 de junio de 2014

Nuevo libro: La Argentina del futuro

La Argentina del futuroeditor Florencio Hubeñak
Editorial Docencia - Buenos Aires, 2013.
690 páginas

Capítulo XX. La Argentina en visión ecoeficiente.
Arq. Carlos Pujadas y Arq. José Guillermo Torres Arroyo.

Se presentó el libro La Argentina del Futuro, en el Auditorio Mons. Derisi de la UCA, producto de  la colaboración de 28 especialistas de diferentes áreas del saber y el hacer. La mayoría de los autores son graduados, docentes o vinculados a la UCA, a quienes se pidió una prospectiva sobre los próximos 20 ó 30 años de la Argentina. Para evitar un mero análisis intelectual se les solicitaron algunas propuestas concretas que deberían implementarse con cierta urgencia. A manera de introducción, el Rector de la UCA, Mons. Dr. Víctor Fernández se interroga sobre el acuciante tema de la desesperanza que invade a muchos argentinos hoy.

En el Prólogo, Florencio Hubeñak, decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Educación  y Comunicación de la UCA, hace un breve resumen de los 26 capítulos y casi 700 páginas del libro.
A continuación reproducimos el comentario al Capítulo que escribimos en colaboración con un colega y amigo.

“La cuestión ecológica fue tratada por los Arqs. Carlos Pujadas —Docente en Responsabilidad Social Empresaria— y José Guillermo Torres Arroyo —Ex docente de la UBA e Integrante de equipo interdisciplinario en la Comisión Nacional de Energía Atómica—, quienes, antes de referirse a la actualidad de la ecología, expusieron algunas nociones fundamentales, como la definición, su historia, los conceptos básicos y las tres posturas divergentes existentes sobre esta temática. Los autores afirman que la cuestión ecológica encierra cuestiones éticas, antropológicas, estéticas, científicas y teológicas, a las que se refieren más adelante. El consumismo y sus efectos sobre el planeta en cuanto al deterioro ambiental es el siguiente acápite que incluye el análisis clave de la proporción existente entre recursos y deshechos. Tampoco les es ajena la contaminación global. Al interrogante cómo seguir, responden que es necesario cambiar los estilos de vida (especialmente el consumo) para garantizar, en medio del crecimiento previsto, un futuro sostenible. Más adelante analizan la situación general y específica a nivel mundial y en nuestro país con respecto a diferentes áreas como energía, vivienda, territorio, alimentos, transporte y residuos. Tras señalar las metas a alcanzar en las próximas décadas, efectúan propuestas concretas para la Argentina del futuro.”


A continuación se transcribe este capítulo, que puede servir como referencia inicial para el que tiene que introducirse en la cuestión ecológica, cualquiera que sea su profesión de origen.

ECOLOGÍA
Carlos Pujadas y José Guillermo Torres Arroyo

PRIMERA PARTE: ECOLOGÍA, NOCIONES FUNDAMENTALES

1. Ecología, breve historia del concepto, definiciones

Ecología significa etimológicamente discurso sobre la casa, o mejor, ciencia del hábitat. De modo más preciso, la ecología es la ciencia positiva que estudia las relaciones de todos los organismos vivos entre sí y con el medio físico.
En las últimas décadas la ecología ha ido adquiriendo creciente importancia entre las ciencias, a medida que la Humanidad toma conciencia de la fragilidad y deterioro del medio ambiente.
Por razón de su relativa novedad, no está de más echar una rápida mirada a la historia del concepto.
Desde el principio de la Historia, las actividades de pesca, caza y agricultura llevaron al hombre a tratar de entender las interrelaciones de plantas y animales con su entorno. Aristóteles  dejó constancia de su interés en la Historia Animalium y su discípulo Teofrasto escribió el primer tratado de botánica en 325 aC.
Se puede, a partir de esa fecha lejana, rastrear los senderos por los que fueron especializándose y consolidándose todas las ciencias exactas y naturales, hasta que en el S. XIX se comenzó a advertir la necesidad de una síntesis global, abarcadora de los puntos de vista particulares. Por eso la ecología nace históricamente de modo inverso a las demás ciencias positivas, integrando los conocimientos que aportan la biología, la física, la química, la botánica y la zoología, la geología, etc.[1]
El primero en utilizar el término ecología fue Ernst Haeckel, en 1869, zoólogo alemán con penosas ideas racistas

domingo, 8 de junio de 2014

Participación en la Jornada por el Día Mundial del Medioambiente, en Trenque Lauquen

Responsabilidad Social Universitaria
June 5 is World Environment Day, driven by the United Nations since 1972, to stimulate awareness of caring for the planet.

This June 5 I was invited to participate, as professor at the Center for Ethics and Sustainable Development of the Universidad Austral (CEDS) - in the conference organized by the Regional School Trenque Lauquen of the Universidad Tecnológica Nacional and the Municipality of that city

 El 5 de junio es el Día Mundial del Medioambiente, impulsado por las Naciones Unidas
desde 1972, para estimular la conciencia sobre el cuidado del planeta.

Este 5 de junio fui invitado a participar –como profesor del Centro de Ética y Desarrollo Sostenible de la Universidad Austral (CEDS)-  en la Jornada organizada por la Facultad Regional Trenque Lauquen de la Universidad Tecnológica Nacional y por el Municipio de esa ciudad ( ver noticia completa).

En la primera parte de mi exposición expliqué los conceptos fundamentales del Desarrollo Sostenible, como marco para la Responsabilidad Social Empresaria. De modo especial destaqué la necesidad de luchar contra la corrupción como condición para el desarrollo sostenible, y para que las organizaciones trabajen en un clima de confianza y cooperación. Cuando tenemos que decidir ante un dilema ético, también elegimos qué clase de persona queremos ser. En la segunda parte expuse los seis pasos para hacer un Plan de Responsabilidad Social de una empresa o de cualquier organización (ver entrada en este blog del 24-III-2013).

Me alegró comprobar la sintonía con el público –profesores, productores y empresarios, estudiantes, funcionarios, periodistas- en todas estas cuestiones, y yo diría que especialmente cuando la charla se focalizó en la necesidad de la ética. Una síntesis de la intervención fue recogida en reportajes de los medios locales, tanto en el diario, como en la radio y noticieros de televisión.

También me reuní en la sede de la Facultad de la UTN ( link), con el Decano Ing. Gustavo Rinaldi y la Secretaria de Vinculación Tecnológica y Comunitaria, Ing. Claudia Dido, para acordar la firma de un convenio de cooperación entre la Facultad y el CEDS (link). Los temas de interés para la UTN son nuestra posible cooperación para el desarrollo de las organizaciones locales (cómo hacer planes de responsabilidad social), cuestiones de desarrollo local con respecto a los pueblos pequeños que dependen del Municipio, los cursos para medir contaminación del laboratorio ambiental de la Austral y la medición de huella de carbono. Para el CEDS, es muy interesante la posibilidad de trabajar en el terreno, junto con la UTN, y las investigaciones que llevan adelante en energías alternativas: biogás y producción de energía eólica.

Trenque Lauquen, a 450 km al sudoeste de Buenos Aires, tiene unos 50.000 habitantes, y
Municipalidad de Trenque Lauquen
se ha transformado en un Municipio líder en muchos aspectos: en tratamiento y reciclado de la basura desde hace 20 años, en desarrollo armónico de la ciudad, en atención de la educación y la salud de sectores vulnerables como niños y ancianos, en desarrollo industrial y agronegocios. Además de haberse beneficiado por buenas cosechas, la ciudad creció durante varias décadas con buenos dirigentes y con instituciones sólidas. Por todo esto está en condiciones de iniciar una nueva etapa de desarrollo sostenible, no sólo de la ciudad sino de todo el Partido, de modo que el desarrollo alcance equitativamente también a los pueblos que lo integran.


sábado, 3 de mayo de 2014

La aplicación del modelo de Responsabilidad Social Empresaria (RSE) a la universidad.

RSU
La aplicación del modelo de Responsabilidad Social Empresaria (RSE) a la 
Oxford - Autor: Romanempire
universidad.
Un análisis de los públicos interesados (stakeholders) de la universidad.

En esta segunda entrada en el blog sobre la RSU, transcribimos un trabajo presentado  en un congreso en Córdoba, hace ya casi 10 años. Lo escribimos en San Juan (Argentina) con 4 estudiantes de Derecho a punto de graduarse o recién graduados. Acabábamos de terminar un seminario en el que leímos y comentamos el libro Repensar la universidad, de Alejandro Llano, y me preguntaron con ansiedad cómo seguíamos: querían pasar a la acción, empezar a poner en práctica las ideas que habíamos debatido. Les propuse presentar un trabajo en un congreso próximo  que organizaba la Universidad Nacional de Córdoba, sobre RSU. Había poco tiempo por delante, así que trabajamos rápido, nos subimos los 5 a un auto grande  que tenía muchos kilómetros encima, y viajamos alegremente a Córdoba a presentar la ponencia.

Al releer ahora el trabajo, compruebo que ya hace 10 años postulábamos aplicar a la universidad los fundamentos de la RSE y la Teoría de los Stakeholders, adaptándolos a la esencia de la universidad: es la misma tarea que en este blog hemos hecho con respecto a los colegios.

Transcribo en primer lugar las Conclusiones de la ponencia, porque se destacan allí algunas ideas que tienen originalidad y no han perdido actualidad. Y puede despertar en los lectores el apetito para leer todo el artículo.
  
Conclusiones
Presentar el modelo de la RSE, y la teoría de los stakeholders
En el primer capítulo hemos expuesto un resumen del modelo de RSE, desarrollando especialmente la teoría de los stakeholders.

Proponer un modo de aplicar la RSE a la universidad, en especial, la determinación de los stakeholders de la universidad.
En el segundo capítulo hemos mostrado cómo puede aplicarse a la universidad la RSE, respetando su naturaleza.
. En primer lugar, la universidad como organización debería ser socialmente responsable en cuanto a la misión que se propone y a los valores que promueve. Se ve conveniente que las universidades tengan un código de ética, para aplicar a todos los miembros.

. Las organizaciones empresariales han elaborado indicadores de RSE. Nos parece que lo más adecuado es hacer una adaptación de esos indicadores a la universidad. Para ello pensamos que se debe partir de una concepción genuina de su organización. Nosotros proponemos la concepción de comunidad académica, que tiene en la colegialidad su estructura y cultura propias (cfr. Durand y Pujadas 2002), y cuya actividad central es la gestión del conocimiento en el más alto nivel, a través de  la docencia, la investigación y la extensión.

. En una auténtica universidad, constituida como comunidad académica amplia, no cerrada en sí misma, los públicos internos y externos participan activamente en el gobierno y la vida de la organización, a través de muchos mecanismos. No es suficiente hablar de gobierno tripartito o cuatripartito: los públicos internos y externos de la universidad, en la sociedad contemporánea, son muchos más, y tienen que poder hacer oír su voz en los asuntos que los involucran. Porque lo que está en juego es muy importante para cada persona, y para la sociedad: se trata del conocimiento, el bien clave para el pleno desarrollo tanto de la persona, como de cada organización y de la sociedad en su conjunto.
Se comparte una cultura colegial que focaliza los esfuerzos de todos en el bien común, y que transmite a sus miembros el sentido de responsabilidad ante las necesidades sociales.

Mostrar la aplicación de estos criterios, analizando la experiencia de una universidad concreta, en sus relaciones con dos de sus públicos interesados.
.Con respecto a los alumnos de la carrera de Derecho, una universidad socialmente responsable debería prepararlos con las competencias genéricas que los capaciten como emprendedores. De este modo, estarían en mejores condiciones de trabajar y ser útiles en un país en el que hay saturación de abogados.
.Con respecto a sus relaciones con el Gobierno, una universidad socialmente responsable debería tener instrumentos para recibir y canalizar académicamente las necesidades sociales. En su participación en los Consejos Consultivos de diversos organismos, la universidad debería nombrar representantes que oficien como mediadores para hacerle llegar esas necesidades. Para que encuentren eco en la comunidad universitaria, hay que instalar una cultura de cooperación y solidaridad en todos los miembros que la componen.

A continuación, el trabajo completo:


UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA - ARGENTINA
FORO REGIONAL 2005 RESPONSABILIDAD SOCIAL UNIVERSITARIA
“Teoría y práctica de la gestión de la RSU

Ponencia: La aplicación del modelo de Responsabilidad Social Empresaria (RSE) a la universidad. Un análisis de los públicos interesados (stakeholders) de la universidad.

Autores
Carlos Pujadas                       chpujadas@yahoo.com.ar
Federico Daneri                     danerifederico@yahoo.com.ar
Germán Eduardo Grosso       gegrosso@yahoo.com.ar
Bruno Lanciani                      brunolanciani@yahoo.com.ar
Carlos Munisaga                    munisagacarlos@yahoo.com.ar

Introducción

I.                   Propósito
Nos proponemos elaborar un trabajo de investigación original para presentar como ponencia en el Foro de RSU de la Universidad Nacional de Córdoba, agosto 2005.

II.                Problema de investigación
  1. La RSE se ha extendido rápidamente en el mundo empresarial, apoyada en la teoría de los stakeholders. En algunos casos es un esfuerzo auténtico de las empresas que procuran ser socialmente responsables, y en otros casos se limita a acciones externas de mera publicidad, para mejora de la imagen pública de la empresa.
  2. La RSE se está difundiendo también en el mundo universitario, aunque no se ha definido aún cómo adaptar este modelo a la organización de la universidad. Podría repetirse en la universidad un  uso parcial o erróneo de la RSE.
Preguntas de investigación
¿Cómo pueden aplicarse genuinamente al mundo universitario los enfoques de la RSE?
¿Quiénes son los stakeholders de la universidad?
¿Cómo puede la universidad ser socialmente responsable en las relaciones con sus stakeholders?

III. Objetivos específicos:
o   Presentar el modelo de la RSE, y la teoría de los stakeholders.
o   Proponer un modo de aplicar la RSE a la universidad, en especial, la determinación de los stakeholders de la universidad.
o   Mostrar la aplicación de estos criterios, analizando la experiencia de una universidad concreta, en sus relaciones con dos de sus públicos interesados.

IV. Justificación de la investigación

sábado, 26 de abril de 2014

INCORPORAMOS UN GRAN TEMA: LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LAS UNIVERSIDADES, LA RSU

Añadimos a partir de hoy un gran tema a este blog: la RSU, o Responsabilidad Social
jóvenes  con  discapacidad intelectual asisten a
universidades para capacitarse en inclusión social
Universitaria.

Add from today a great theme to this blog: RSU, or University Social Responsibility

Hasta el momento nos habíamos concentrado en la responsabilidad social de las escuelas, pero me parece llegado el momento de incluir también a las universidades, que son las instituciones centrales del conocimiento en nuestra sociedad, y por ese motivo, más responsables que ninguna otra de contribuir al bien común.

Por mi parte comencé a publicar artículos sobre RSU en 2004, muchas veces en colaboración con Julio César Durand. Muchos de esos artículos están en Internet, pero otros no, así que me propongo irlos publicando en este blog para facilitar en un solo lugar su búsqueda.

Comienzo publicando una breve nota que apareció en una revista en 2004, en Mendoza (Argentina), donde ya expresábamos la convicción de que no solamente las empresas tenían el deber de ser socialmente responsables, sino todas las organizaciones. Me sorprende que en estos 10 años no se haya difundido más esa idea, tan evidente, y deduzco que la mayoría de las organizaciones han mirado para otro lado, como si fuera incómodo incorporar la mirada ética al quehacer de cada una.

Una breve mención que merece esta nota es que en 2004 hablábamos –ejemplificando- de la responsabilidad social de las bandas de rock. Faltaban pocos meses para la tragedia en el recital de la banda Callejeros, en la que murieron 194 personas.


Después de las empresas, son las universidades las organizaciones que están trabajando en este aspecto. Desde este blog promovemos la RS de las escuelas, que están dando sus primeros pasos en esta dirección. Esperamos que pronto comiencen a dar señales de haberse enterado, los organismos públicos, los sindicatos, los medios de comunicación, las ONG, y el resto de los actores de la sociedad civil.

Publicado en : Revista Acento, Mendoza, Número 1, agosto 2004, página 14.

Responsabilidad Social Universitaria

A las universidades les llegó la hora de la Responsabilidad Social Universitaria.

Si las empresas tienen que ser responsables ante sus públicos internos y externos y en el cuidado del medio ambiente, ¿por qué no deberán ser igualmente responsables todas las demás organizaciones? ¿O acaso un medio de comunicación no puede producir impactos positivos y negativos sobre sus stakeholders? ¿O una banda de rock es absolutamente irresponsable de los mensajes que transmite a sus seguidores? Me parece que pronto tendremos que oír hablar de la  responsabilidad social gubernamental, de las instituciones educativas, comerciales, deportivas, religiosas, sindicales o recreativas. Quizá se multiplicarán las siglas –RSGubernamental, RSRock!...quién sabe!-. Lo que sí sabemos es que ya se habla en algunos ambientes universitarios de la RSU. Por ejemplo, en Chile hay un proyecto de Responsabilidad Social Universitaria, en el que intervienen 10 universidades líderes; el BID acaba de lanzar un portal virtual (www.iadb.org/etica/RED) destinado a promover la RSU, al que adhirieron 59 universidades de 16 países americanos en los primeros dos meses.
La cuestión de la responsabilidad social de las universidades argentinas, me parece una asignatura trágicamente pendiente, como se demostró al estallar la crisis de fin de 2001. Más allá del loable esfuerzo de algunos profesores e instituciones, ¿qué habían hecho nuestras universidades para formar a sus graduados -los profesionales y dirigentes del país-en  los valores que hubieran impedido la corrupción y el egoísmo social? Al contrario, las universidades, tanto las estatales como las privadas, están llenas , como buen espejo del país, de individuos exitosos en cuanto profesionales, científicos o profesores, pero incapaces de abordar tareas comunes, que vayan más allá del interés individual de corto plazo. No se pueden achacar todas las carencias morales y materiales de las universidades a la falta de presupuesto, sino a la ausencia de ideas y de esfuerzo por el bien común. Por eso, tantas veces, los alumnos terminan de cursar una asignatura más vacíos y pobres de ideas y de ideales que cuando comenzaron, sin ninguna sensibilidad por lo que es público y de todos.
La RSU puede ser un fantástico instrumento para que la universidad en cuanto organización encare el cambio enorme de cultura que tiene por delante: abandonar la cultura del individualismo y la fragmentación, por la cultura de los valores compartidos, de la preocupación por el bien común. Pero la clave está en que cada universidad, como organización, sepa adaptar los conceptos de la RSE a su realidad académica: queremos ver que cada institución defina sus valores en un código de ética, que aclare las políticas  con sus alumnos, profesores y empleados, que sea transparente con sus proveedores y en su comunicación, que cuide el entorno y lo mejore. Cuando la RSU se practique en la propia universidad, la sociedad tendrá un escuela verdadera de dirigentes solidarios, y un modelo de cómo deben funcionar las demás instituciones.

Carlos Pujadas,  Universidad Católica de Cuyo
Julio César Durand, Universidad Austral

martes, 8 de abril de 2014

Las Naciones Unidas celebran el XX Aniversario del Año Internacional de la Familia de 1994

United Nations celebrates the XX Aniversary of the International Year of the Family
The Focal Point on the Family (link) promotes the objectives of the International Year of the Family 1994 and it follow-up processes. It advocates mainstreaming of family issues into national, regional and international development agendas and promotes family-oriented policy making.

Las empresas han comenzado a reconocer que uno de sus stakeholders más importantes son las familias de sus empleados. Por eso implementan políticas de conciliación trabajo-familia.

En este blog sostenemos que las instituciones educativas deben reconocer quizá como su más importante stakholder, a las familias de sus alumnos. Y por supuesto, del mismo modo que cualquier otra organización, deben estimular la práctica de la conciliación de trabajo-familia para sus docentes, directivos y empleados.

De acuerdo con estos principios, valoramos la iniciativa de las Naciones Unidas, de celebrar el XX Aniversario del Año Internacional de la Familia de 1994, y  promover la integración de una perspectiva de familia en la elaboración de políticas en los planos nacional , regional e internacional. En su página web pueden resultar de utilidad de modo especial los últimos documentos disponibles (link)
Transcribimos a continuación la reseña publicada por The Family Watch  (link) acerca de las actividades llevadas a cabo en Buenos Aires por Renata Kaczmarska, directora del Programa de Familia del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas

Presentación del XX Aniversario del
Año Internacional de la Familia en Argentina

Salón  del Congreso Nacional, Buenos Aires


Organizado por el Centro Walmart Conciliación Familia y Empresa (CONFyE) del IAE Business School, la Universidad Austral y la International Federation for Family Development, la Presentación del XX Aniversario del Año Internacional de la Familia en Argentina se llevó a cabo mediante un programa de eventos y reuniones que tuvieron lugar durante dos días y medio que había sido diseñado para llegar a los distintos ámbitos de la sociedad argentina, incluido la enseñanza primaria, media y universitaria; la política; las organizaciones de la sociedad civil, el sector privado, etc. Los invitados principales incluyeron a Renata Kaczmarska, directora del Programa de Familia del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, e Ignacio Socías, director general de The Family Watch y director de Relaciones Internacionales de IFFD. El plan fue configurado por CONFyE, bajo la dirección de Patricia Debeljuh y su equipo. 
 


El evento principal tuvo lugar el 27 de marzo de 2014 en Salón Azul del Senado argentino, un enclave idóneo para esta importante ocasión. Asistieron unas 300 personas y fue retransmitido además por streaming a ciudades del interior de Argentina y de otros países de la región. Las intervenciones corrieron a cargo de la senadora Blanca Monllau (Corrientes), Ignacio Socías, Abel Albino (doctor en medicina y fundador de la Fundación Conín) y Patricia Debeljuh. Fue moderado por Guillermo Fraile, del IAE Business School e IFFD. 

Con periodistas, legisladores y representantes de ONGs
Previamente, el día 26, Renata Kaczmarsa se reunión con periodistas, incluyendo a Diana Fernandez Irusta, subdirectora del suplemento dominical ‘Enfoques’ (Focus), que se entrega cada domingo con el periódico líder ‘La Nación’; María Amalia Caballero, directora de la revista familiar ‘Sembrar Valores’; y Patricia Lafratti, periodista radiofónica y una de las principales defensoras de la responsabilidad social corporativa en Argentina, que grabó una entrevista con ella para el programa ‘Área Responsable’ de la emisora FM Palermo. El XX Aniversario ha sido cubierto también por otros medios.
 

Noticia sobre el colegio visitado por Ranata Kaczmarska.
 

A primera hora del día 27, ambos visitantes acudieron al colegio privado del Buen Consejo, situado en una ‘villa’ (zona deprimida de la ciudad) y que ofrece educación de calidad y facilidades económicas para hijos de familias con un nivel de extrema pobreza, y se entrevistaron con los directivos, así como algunos padres y estudiantes. Desde ahí, se trasladaron al Ministerio de Desarrollo Social de la ciudad de Buenos Aires, donde se entrevistaron con la Ministra Carolina Stanley y la congresista Gladys González durante más de una hora, en la que pudieron informarse con detalle de los asuntos propios de ese departamento. A continuación, CONFyE había convocado una mesa redonda con un grupo de políticos de diversos partidos y ámbitos, con el fin de intercambiar experiencias en la ayuda a la familia desde la política. Luego, la Fundación Padres ofreció un almuerzo para las 20 ONGs que habían apoyado la difusión del evento en el Senado. Todas ellas contribuyen al apoyo de la familia con distintas iniciativas y desde diversos posicionamientos.
Después del evento principal en el Senado, se celebró una cena privada en honor de Renata Kaczmarska, con la participación, entre otros, del Ministro de Educación de Buenos Aires y el conocido periodista de televisión Guillermo Andino, junto con sus esposas.

Con directivos de empresas y académicos

 
Al día siguiente, las actividades se trasladaron al IAE Business School, en el campus de la Universidad Austral, situado a 50 kms. al norte del centro de Buenos Aires. CONFyE había organizado allí una reunión con el Club IFREI, una red internacional de empresas comprometidas con la promoción de políticas de flexibilidad y promoción de la familia por encima de las exigencias legales, en la que Renata Kaczmarska e Ignacio Socías hablaron sobre el XX Aniversario del Año Internacional de la Familia e invitaron a las empresas a incorporarse a su celebración, antes de participar en una sesión de debate.
Tres empresas fueron seleccionadas para presentar buenas prácticas relaciones con los tres temas del Aniversario: la constructora Rode, su política de aportación de becas educativas para los hijos de sus trabajadores; Hewlett Packard, sus políticas de flexibilidad que permiten el cuidado de niños y ancianos dependientes a sus empleados; y Walmart Argentina, sus medidas de apoyo a la maternidad y la paternidad a través de la conciliación. Además, Renata Kaczmarska grabó algunos vídeos promocionales del IAE y Club IFREI, así como un saludo a los alumnos que tendrán la próxima reunión anual el 15 de mayo, Día Internacional de las Familias.
A continuación, tanto ella como Ignacio Socías fueron invitados a un almuerzo con Fernando Fragueiro, Rector de la Universidad Austral, y Victoria Gorleri, parlamentaria de la Asamblea Legislativa de Buenos Aires y miembro de la Comisión de la Mujer, así como otros profesores universitarios. Después, el Instituto de Familia de la Universidad Austral organizó una presentación de sus actividades y otras iniciativas de la Universidad relacionadas con la familia, a la que siguió una sesión interactiva con la participación de Renata Kaczmarska, Patricia Debeljuh e Ignacio Socías. Por la noche, participaron en una cena privada con los directivos de los centros de orientación familiar pertenecientes a IFFD en Argentina.

Durante la estancia, Ignacio Socías tuvo la oportunidad también de participar en distintos encuentros con representantes de organizaciones de la sociedad civil, incluyendo algunas de las ONGs ya mencionadas.

viernes, 21 de marzo de 2014

Empresas y escuelas: una asociación necesaria

School-Business: necessary partnerships
The Stakeholders Magazine, of Peru , published in its March 2014 a dossier on business and education , including an article of mine (link) . It is encouraging that a publication addressed to the business world devoted many pages to collect testimonials and reviews of the contributions that companies should do to education. Is highlighted in most cases perceived urgency in Peru to improve the quality of education, but it is an observation that we can share in Latin America and in much of the world .
In this article there are good examples of projects and activities carried out by companies. But always about unilateral actions . The school receives support, but not an ally , and that the use is limited. None come to realize that the school is an organization with many opportunities to improve while also contributes to the development of the local environment , assuming social responsibility.

That's the approach I advise , in this article which I reproduce below .

La Revista Stakeholders, de Perú, publica en su número de marzo 2014, un dossier sobre empresas y educación, incluyendo un artículo mío (link )Es alentador que una publicación dirigida al mundo empresario dedique muchas páginas a recoger  testimonios y opiniones sobre los aportes que las empresas deberían hacer a la educación. Se resalta en la mayoría de los casos la urgencia que se percibe en el Perú para mejorar la calidad de la educación, pero es una observación que podemos compartir en toda Latinoamérica y en gran parte del planeta.

La educación de calidad y para toda la población es necesaria para que haya desarrollo sostenible. Es una afirmación que se impone universalmente entre los dirigentes sociales. En esta revista hay buenos ejemplos de proyectos y acciones llevados a cabo por empresas, individualmente o asociadas incluso con el sector público, y que han beneficiado a numerosas escuelas. Pero siempre se trata de  acciones unilaterales. La escuela recibe ayuda, pero no es una aliada, y por eso el aprovechamiento es limitado. No se ha caído en la cuenta de que la escuela es una organización con muchas posibilidades de mejorar mientras aporta también al desarrollo del entorno local, asumiendo su responsabilidad social.
Ese es el enfoque que aconsejo, en el artículo que publica Stakeholders, y que reproduzco a continuación.

Empresas y escuelas: una asociación necesaria

Pienso que una empresa puede ayudar a mejorar la calidad educativa de su entorno y del país, si es una empresa excelente y por lo tanto, socialmente responsable con sus stakeholders internos y externos.

En primer lugar la empresa puede ser una organización que contribuye a educar a todos sus grupos de interés, en los valores éticos y en las competencias que la distinguen. El Proyecto Tuning América Latina (ver recuadro) ha mostrado que el aprendizaje de la mayor parte de las competencias que el mercado laboral requiere, se realiza en la  empresa, no en las aulas. Por eso, hoy la empresa debería asumir esta dimensión educativa propia de su accionar.

En segundo lugar, entrando en relación con las escuelas cercanas, que son un destacado stakeholder de cada empresa. Y por supuesto, si la escuela tiene responsabilidad social, considera a las empresas de su entorno local, como importantes stakeholders. La competencia distintiva de la escuela es educar, enseñar, mientras que la empresa es especialista en capacitar  en las competencias del trabajo. ¿Por qué no pueden aliarse para complementarse y colaborar mutuamente, y de ese modo enriquecer la cultura de ambas organzaciones?
Algunos campos en los que podría darse esta cooperación:

La escuela puede ayudar a las empresas, especialmente a las pymes:
-a concretar actividades de voluntariado, que resultan altamente motivadoras.
-prestar/alquilar sus instalaciones para actividades de formación y recreación: campos deportivos, aulas, auditorio, material didáctico.
-capacitaciones in company y clases especiales que puedan ser útiles para los empleados y sus familias: apoyo escolar, completar la educación primaria y secundaria, programas culturales, artísticos,  informáticos, contables, etc.

La empresa puede ayudar a la escuela, especialmente en entornos vulnerables:
-colaborar con los maestros y profesores, aportando en las clases la visión de profesionales, supervisores y operarios.
-actividades de voluntariado para reparar, construir o mejorar los edificios e instalaciones escolares.
-pasantías y clases especiales para empleados, maestros, alumnos y sus familias, sobre las competencias para el trabajo.

En conclusión, hay que romper paradigmas: la empresa debería acercase a las escuelas de su comunidad local para asociarse, no sólo para  ayudar.

Las competencias que se requieren en el trabajo
El Proyecto Tuning, www.tuningal.org  relevó 27 competencias necesarias en la empresa, para el trabajo de los graduados universitarios. Sólo una se refiere a los conocimientos sobre el área de estudio y la profesión. La mayor parte de las otras 26 competencias  se adquieren en el trabajo, como las siguientes: Capacidad de aplicar los conocimientos en la práctica, Capacidad para tomar decisiones, Habilidades interpersonales, Capacidad para formular y gestionar proyectos, Compromiso con la calidad, Capacidad para organizar y administrar el tiempo,  Capacidad para motivar y conducir hacia metas comunes, etc..





sábado, 8 de marzo de 2014

Un Jardín de Infantes con Responsabilidad Social

A kindergarden that is Socially Responsible
María Elena Bertorello, teaches  kindergarten in Buenos Aires, and has taken the subject I teach in the Master in Management of Educational Institutions at  Universidad Austral. She describes an initiative that demonstrates the significant impact that can produce an educational institution of initial level,  especially at the local level: in this case, on the block where it is . 

María Elena Bertorello,  es docente del equipo de conducción de un Jardín de Infantes  en Buenos Aires, y ha cursado la materia que dicto en la Maestría en Dirección de Instituciones Educativas de la Universidad Austral. Describe una iniciativa que demuestra el gran impacto de RSEd que puede conseguir una institución de Educación Inicial, especialmente en el ámbito local: en este caso, en la manzana donde está su sede. 
Un Jardín de Infantes con Responsabilidad Social
Nuestro Jardín de Infantes tiene 33 años de trayectoria y se trata del Jardín de Infantes Dámaso Centeno (Sede Palermo). En los últimos años se nos presentaba la problemática de encontrar nuestra cuadra con indefinibles residuos de cualquier índole y procedencia. Fue en el marco de un Proyecto específico anual institucional: BASURA CERO (sobre la Ley 1854 de Responsabilidad Urbana) que pudimos trabajar con los stakeholders del Jardín (docentes, alumnos, familias, negocios, edificios, transeúntes, etc.)   Nuestra intención fue generar compromiso, ideas y acción a través de los objetivos y actividades de nuestro Proyecto Pedagógico, al que internamente denominamos: “BASURA CERO, EMPIEZA POR MÍ”.

Las docentes se pusieron al hombro este Proyecto con gran sentido de pertenencia, y planificaron actividades para lograrlo. Todos los nenes del Jardín confeccionaron un pasacalles que ilustraba, con el nombre de cada uno, el objetivo principal de nuestro proyecto. Confeccionaron flyers para entregar por el Barrio; hicieron tachos para clasificar la basura, organizaron una expo-Basura Cero invitando a las familias  a participar utilizando material de desecho.


Las salas de tres años salieron a la cuadra del Jardín repartiendo los flyers mencionados para enseñar y hacer conciencia; las salas de cuatro años, además de entregar estos flyers a las personas que pasaban por allí, fueron a los negocios del Barrio a entregar y firmar “El compromiso del buen vecino”. La aceptación de este compromiso fue muy significativa ya que no sólo lo firmaron, sino que lo expusieron en sus negocios con mucha alegría y deseos de   cumplirlo. Finalmente la sala de cinco años - “los más grandes del Jardín”-, se dirigió con mucha diligencia a los edificios y entregaron los mismos flyers (además de fomentar en las familias las tres R: Reducir, Reciclar, Reutilizar). Por su parte cada familia los llevó a sus edificios para repartirlos y continuar este camino de conciencia iniciado y hacer a todos, parte de este proyecto. Además, firmaron el compromiso y se los expuso en las aulas del Jardín.
Se evidenció un cambio en la imagen de la cuadra del Jardín, cambio que deseamos conservar y que se irá retroalimentando con el accionar de nuestra Institución frente a esta problemática. El grado de aceptación de todos los stakeholders que participaron, resultó altamente positivo. Fue un proyecto que nos enriqueció y nos posicionó como Institución generadora de Responsabilidad Social, aún sin haber tenido la intención de hacerlo. Continuaremos, desde nuestro espacio pedagógico, con este tipo de iniciativas.
Jardín Instituto Dámaso Centeno- Sede Palermo-
Equipo Docente y Directivo.